plan fiscal Biden

La criptoindustria, contra el plan fiscal de Biden

  • La Administración de Biden está avanzando con un plan que podría «aplastar el ecosistema cripto» actual
  • La comunidad criptográfica no está contenta con los primeros detalles de este proyecto que apunta directamente a las DeFi, y así intentan hacérselo saber a la clase política norteamericana

Justo en días en los que existe una enorme expectativa acerca de la posibilidad de que el Bitcoin recupere parte de su valor perdido en los últimos meses, este mercado se sacude en los Estados Unidos. Ocurre que, al conocerse los primeros detalles del plan fiscal de Joe Biden, éstos han causado una gran preocupación en el mundo de las criptomonedas, que ahora se moviliza para evitar su aprobación en las próximas semanas.

Mientras en lugares como bitcoineras.com/es/ piensan que nos encontramos en una nueva tendencia alcista de la criptomoneda más famosa, algunos integrantes del sector ya han alzado su voz, asegurando que este plan podría «aplastar el ecosistema cripto» actual. No sólo eso: de entrar en vigencia, nada volverá a ser como antes.

En resumen, y antes de analizar en detalle las palabras de algunos referentes de la criptoindustria, podríamos estar frente a una enmienda fiscal por la cual muchos de los actores de la criptografía deban abandonar los EE.UU. Justamente, esto como consecuencia de una serie de impuestos muy superiores a los imperantes hoy.

El proyecto de Biden pone en alerta a la criptoindustria

«Esto es una alerta roja. Una disposición que está tan mal escrita que podría aplastar el ecosistema de las criptomonedas y ampliar drásticamente la vigilancia del gobierno de EE.UU., ha sido añadida al paquete de infraestructuras bipartidista que debe ser aprobado en el último minuto», dice la nota, que fue publicada en FightForTheFuture. En ella, distintos integrantes de esta industria hacen saber su decepción.

¿A qué se refieren? Básicamente, al respaldo que Biden y compañía han mostrado en días pasados acerca de la posibilidad de establecer una nueva enmienda fiscal. Esta iniciativa cuenta con la particularidad de que se divide en dos propuestas. Por un lado, una que regula las DeFi y, por otro, una que regula las PoS o Pruebas de Participación.

Este proyecto, presentado por los senadores Kyrsten Sinema, Rob Portman y Mark Warner, hizo ruido inmediatamente debido a los impuestos y tasas que se establecen sobre las transacciones criptográficas.

De hecho, se introducen también una serie de requisitos de informes que aplican a las entidades clasificadas como «corredores». Éstas deberían formar parte de una padrón común, inscribiéndose como tales.

Por otro lado, todo el ruido se entiende considerando que se ven implicadas tanto Bitcoin como Ethereum, las dos redes PoW más grandes del mundo, si bien la segunda, tras la bifurcación London, cambiará a PoS con Ehereum 2.0.

Modificar el proyecto de ley, su principal objetivo

Con el plan fiscal de Biden ya en marcha y aparentemente imposible de detener en el tiempo, los esfuerzos de la criptoindustria están puestos en conseguir algunas modificaciones esenciales antes de su aprobación.

Zak Cole, director de tecnología de la plataforma comercial descentralizada Slingshot, es uno de los que se ha mostrado más activo. Hasta diseñó una una plantilla digital, para que la gente pudiera enviarle mensajes a los senadores locales. De ese modo, los políticos tendrían en claro el descontento que genera esta medida.

Sam Bankman-Fried, director ejecutivo de la bolsa de derivados criptográficos FTX, aseguró por su parte que esta «exención explícita de PoW crea una implicación de que el punto de venta podría desencadenar requisitos», e incluso llegó a recomendar que se adopten libros de contabilidad generales, públicos y descentralizados.

Si los cambios sugeridos no forman parte de las normativas finales, muchas de las entidades del rubro estarían obligadas a abandonar los Estados Unidos. Bankman-Fried considera que ni siquiera les será fácil ajustarse a las nuevas leyes cuando tengan todas las intenciones de cumplir con los impuestos, y eso les haría buscar otro rumbo.

¿Hay otra alternativa posible?

Si bien no es probable, existe una propuesta alternativa. Se trata de la presentada por los senadores Ron Wyden, Pat Toomey y Cynthia Lummis, con un enfoque completamente diferente, «claro y constructivo hacia la regulación de las criptomonedas», según lo interpreta Bankman-Fried. De momento, este proyecto ha quedado en segundo plano.

Habrá que ver qué ocurre con el plan fiscal de Biden durante el día de mañana, sábado 7 de agosto, ya que se antoja una fecha clave para saber qué tanto respaldo tiene en el Congreso norteamericano.

Descargo de responsabilidad: El contenido y los enlaces provistos en este artículo solo cumplen propósitos informativos. islaBit no ofrece recomendaciones o consejos legales, financieros o de inversión, ni sustituye la debida diligencia de cada interesado. islaBit no respalda ninguna oferta de inversión o similares aquí promocionadas.


Deja un comentario