préstamo mal historial crediticio 2

¿Privado o particular? Cuándo acudir a estos prestamistas

No siempre es sencillo conseguir un préstamo. Hay que acudir al banco, aportar documentación y cumplir ciertos criterios para poder solicitarlo; e incluso si cumples todas las condiciones necesarias no hay garantía de que te lo aprueben. Si has tenido dificultades para devolver un préstamo y has acabado en el registro de morosos de ASNEF, el camino que te espera es aún más difícil. En ese caso no le queda más remedio que explorar opciones alternativas. Cuando los bancos no están dispuestos a conceder financiación puedes optar por un prestamo online privado o particular.

Prestamista particular

Un prestamista particular es simplemente una persona que tiene recursos financieros para prestar a otros y exige intereses por esos préstamos. Así que, hasta ahora, es como un préstamo normal. Cuando se examinan las condiciones de estos préstamos las cosas empiezan a cambiar.

La mayoría de las veces, un prestamista privado realiza este tipo de operaciones para obtener beneficios y como resultado, los montos típicos de los préstamos tienden a tener tasas de interés excepcionalmente grandes.

Muchos prestamistas afirman que negocian los tipos de interés con los prestatarios, sin embargo, en la mayoría de las situaciones se aprovechan de la necesidad de las personas de disponer de una cantidad concreta de dinero e imponen sus propias condiciones. Además, si la persona a la que prestan los fondos no puede devolverlos, se verá sometida a una fuerte penalización y deberá pagar la deuda.

Situaciones por la que se podría ir a este tipo de prestamistas

Acudir a un banco para pedir un préstamo puede ser excepcionalmente difícil en situaciones de pandemia, por ejemplo, cuando la incertidumbre de la empresa es alta. En momentos de estrés, los bancos cierran las puertas, lo que dificulta la obtención de créditos, ya es bastante difícil solicitar un préstamo, como para que te lo nieguen. Por esto, en esas condiciones sería necesario ir a un prestamista particular.

Prestamista privado

Un prestamista privado, aunque parezca una especie de prestamista particular, suele ser una empresa dedicada a conceder préstamos que se sitúa entre un prestamista particular y un banco. Por ello, ofrece mayor seguridad que un prestamista particular, pero no siempre tanta comodidad como la que ofrece un banco. Sin embargo, tiene ciertas ventajas sobre los bancos.

Por ejemplo, muchas de estas empresas conceden créditos independientemente de que el solicitante esté o no inscrito en un registro de morosos y al tener un contacto con estos prestamistas, estás tratando con una institución financiera bien establecida. Por lo general, tendrán una estructura corporativa, también dispondrán de un servicio de atención al cliente y de oficinas reales, así como la respectiva seguridad empresarial que debe tener toda institución.

No es difícil localizar un prestamista privado que ofrezca las condiciones adecuadas, a pesar de que las condiciones de sus préstamos no sean idénticas a las que ofrece un banco, pero siempre serán superiores y más ventajosas que las que ofrece un prestamista particular.

Un prestamista privado suele conceder préstamos en cuestión de minutos, y por lo general no solicitan una garantía como aval del préstamo. Además, si surgen problemas, siempre se pueden gestionar a través de su servicio de atención al cliente, algunos incluso permiten aplazar uno o dos pagos en determinadas situaciones (con la correspondiente penalización económica, naturalmente).

Situaciones por la que se podría ir a este tipo de prestamistas

Hay varios casos en los que deberías solicitar la ayuda de un prestamista privado. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Cuando necesitas pedir prestado relativamente poco dinero, es decir, menos de 1.000 o 1.500 euros.
  • Cuando solicitaste un crédito al banco y este lo negó, aunque tus ingresos mensuales son suficientes para pagarlo
  • Si se es autónomo, los préstamos personales pueden ser bastante difíciles de obtener de un banco para satisfacer una determinada necesidad financiera.
  • Si no tienes tiempo suficiente para conseguir el dinero, los prestamistas privados pueden proporcionar dinero en efectivo en tan sólo 24 horas, mientras tanto, un banco tardará más tiempo en evaluar y responder a tu solicitud.

Al acudir a un prestamista privado, ¿qué medidas debes tomar?

Cuando solicite un préstamo personal a un prestamista privado, es conveniente tomar varias precauciones. Estas son las esenciales:

  • Busque algunos prestamistas privados en internet y estudie toda la información sobre las empresas, de esta forma, podrás seleccionar la o las que más te convengan.
  • Si es posible, infórmese sobre la fiabilidad del crédito preguntando en foros de internet o incluso a personas que conozca que hayan solicitado previamente este tipo de crédito.
  • Verifique que tiene suficiente dinero para pagar su deuda a tiempo.
  • Compruebe las condiciones del préstamo con detenimiento y fíjese si se incluye la opción de retrasar un pago. Compruebe también las consecuencias que trae si no paga o se retrasa con los pagos.

Dadas las circunstancias puede ser necesario acudir a un prestamista, pero dadas las condiciones que ofrece uno u otro, es preferible acudir a un prestamista privado que a un prestamista particular.


Deja un comentario